siempre alegres

  • Inicio
  • Nuestros Obispos
  • Siempre Alegres en el Señor

La Inmaculada Concepción

inmaculada“Es doctrina revelada por Dios y que todos los fieles deben creer firme y constantemente, que la Santísima Virgen María fue preservada de toda mancha del pecado original desde el primer instante de su concepción, por gracia y privilegio únicos que le concedió Dios todopoderoso en previsión de los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano”. Con estas palabras pronunciadas el 8 de diciembre de 1854 promulgó el Papa Pio IX el dogma de la Inmaculada Concepción mediante la bula pontificia “Ineffabilis Deus”.Esto significa que el alma de María, en el momento en que fue creada e infundida, estaba adornada de la gracia santificante. En el alma de María no existió jamás la mancha del pecado original. Esta verdad, implícita en el depósito de la fe, fue universalmente creída en la Iglesia siglos antes de su solemne definición; lo mismo sucedió con el dogma de la Asunción de la Santísima Virgen, el cual gozaba de universal aceptación en el pueblo fiel mucho antes de la proclamación oficial en 1950. A causa de la maternidad divina, María goza de privilegios que Dios le concede sólo a ella. Estos privilegios concedidos por Dios a María, la Iglesia los acepta como verdades reveladas por la voluntad de Dios.

Continuar leyendo

Adviento

adviento mons condeTal como la misma palabra lo indica, Adviento significa venida, advenimiento. Y es que la Iglesia ha dispuesto que las grandes fiestas del pueblo cristiano se preparen adecuadamente mediante la oración, la escucha piadosa de la Palabra de Dios, la reflexión, la práctica de la caridad. El tiempo de adviento, caracterizado en la liturgia por el color morado y la austeridad en el ornato, nos va preparando para celebrar dignamente la gran fiesta de la incursión de Dios en la historia humana, el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo en la humildad de nuestra carne para nuestra salvación.

Continuar leyendo

El problema carcelario

crcel-el-doradoPor tratarse de un tema de gran actualidad y que causa gran preocupación a diversos niveles de la colectividad, he considerado oportuno hacerme eco de las palabras dirigidas por el papa Benedicto XVI, Obispo emérito de Roma, a los directores de las administraciones penitenciarias europeas a finales del año 2012, solicitando cárceles más dignas e iniciativas de asistencia humana y espiritual.

Ante todo debo aclarar que mi aporte tiene un carácter eminentemente pastoral, sin pretender dar lecciones sobre una materia tan compleja y de difícil solución. Por tanto, reconociendo el papel y la responsabilidad de las autoridades que actúan en este campo, así como la competencia de los profesionales del Derecho en las diversas áreas de aplicación de la justicia penal, simplemente expongo la mente de la Iglesia sobre el particular.

Continuar leyendo

CEV2
btn celam
sata sede
bnn zenit
bnn aciprensa